Alantre, paisanas y paisanos

Este artículo de Alejandro Crespo Arrimada pertenece a la entrada «Alantre, paisanas y paisanos» publicada por lanuevacronica.com

Hace seis semanas presentamos el Proyecto Alantre en la emblemática Plaza de la Culebra en Astorga. Aprovecho –y agradezco– esta tribuna para exponer la visión de nuestra organización y apuntar soluciones a problemas comunes: la ausencia de potestad, entendida no sólo como la posibilidad de decidir sino incluso la de ser oídos; resolver la desconexión territorial y humana que sufrimos en el oeste y noroeste de la península.

Tenemos representantes que ponen por encima los intereses de su partido y no los intereses de quienes los hemos votado. Nos borran de los libros de historia; explotan nuestros recursos sin importar las consecuencias y los Presupuestos Generales del Estado nos niegan lo que nos corresponde. ¿Hasta cuándo paisanos? Yo os digo: basta. Rompamos de una vez con el bipartidismo caciquil.

Es el momento de que tomemos las riendas de nuestra comunidad, de un cambio que nos ponga en el centro de las políticas públicas. Apliquemos la auténtica política; aquella que busca «el mayor bien y no el mayor placer», como la definía Platón. La expresión más sublime de esa forma de practicar la política es el consenso. No busquemos fórmulas fuera: la mejor herramienta para encontrar ese consenso está en nuestros Concejos.

Alantre funciona de forma autónoma: cada agrupación toma sus propias decisiones. Sin cortapisas de ningún órgano central en León o Zamora o Salamanca que niegue la voluntad de sus habitantes. Siendo más claro: tú vives en el Teleno, tú eliges cómo quieres vivir en el Teleno.

Buscamos ser un mecanismo para la acción política de la ciudadanía y no del aparato. Por ello, los principales responsables de la organización (yo, y la ejecutiva que me acompaña) seremos destituidos automáticamente en caso de ser elegidos en las urnas. Creemos que la división de poderes es la forma de proteger la voluntad de las personas. Buscamos obstaculizar los intereses personales, pues la corrupción moral es el inicio de la corrupción material.

Tenemos como base 16 principios de progreso que te invitamos a conocer en nuestra web (www.alantre.org). Este es el marco básico para que las paisanas y paisanos tomen las riendas de sus municipios, de su comunidad, y en definitiva, de su futuro. Con esta propuesta buscamos la sintonía del Proyecto con la continua transformación de la sociedad, evitando la desconexión de los políticos con los verdaderos soberanos: todos nosotros y nosotras.

Alejandro Crespo Arrimada es Secretario General de Alantre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *